Alcanzó un récord... negro.

Palermo estuvo una vez cerca del gol, no la pudo meter y alcanzó su peor racha en Boca sin convertir. Igual se fue ovacionado con el 1-0, se fue vestido con una camiseta del Pincha que había cambiado.

Esta vez Palermo no fue el héroe de la nochecita. Esta vez el Loco no pudo, aunque estuvo cerca una vez del gol. Contra Estudiantes, el Loco festejó el gol de Riquelme cruzando manos y después desde afuera cómo Viatri, su reemplazante, la metía como él en sus mejores tiempos, entrando como una tromba, de cabeza. La semana pasada, Falcioni había garantizado la continuidad del 9 como titular, ¿ahora Lucas se habrá ganado la titularidad?

Más allá de esta circunstancia, Palermo alcanzó un récord negativo en su carrera: el de mayor cantidad de minutos en Boca, porque no la mete desde la última fecha del torneo pasado, contra Gimnasia. Llegó a los 748 minutos sin gritar el ídolo de la gente, que otra vez salió sin chistar y fue ovacionado por los hinchas pese a esta sequía. No, claro, aunque no grita, la idolatría no se mancha. El Loco, seria, se fue de la cancha al trotecito, después del 1-0, con una camiseta de Estudiantes que había cambiado.
 Al final del partido Palermo sale con la camiseta de Estudiantes que cambió con Veron.
Cambio en Boca; Martín Palermo, por Lucas Ezequiel Viatri. un cambio que consiguio la victoria de Boca.  
Alcanzó un récord... negro. Alcanzó un récord... negro. Reviewed by Martín Palermo elporquedemilocura on 17:06 Rating: 5

No hay comentarios.

Dejar un comentario a esta entrada