Perseguidor de récords: BUSCADO






EL INSACIABLE. MARTIN PALERMO, CON LOS NUMEROS DE SU EXITOSA CARRERA. LLEVA 297 GOLES EN TOTAL, CINCO EN ESTE APERTURA, 227 EN BOCA (EN PARTIDOS LOCALES E INTERNACIONALES), Y CON SUS 218 EN LA ARGENTINA (ENTRE ESTUDIANTES Y BOCA) ESTA A 9 DE JOSE SANFILIPPO, EL 5º GOLEADOR EN LA TABLA HISTORICA DEL FUTBOL NACIONAL.

Cuesta ponerle un nombre: a esta altura de los acontecimientos, no se sabe bien si lo de Martín Palermo es un currículum, un prontuario, un diccionario, un manual.
Tal vez lo suyo sea una Biblia, ¿por qué no? En esa carpeta que sigue acumulando páginas y páginas hay goles épicos, penales enviados a otra galaxia, noches de gloria, pifias, cabezazos goleadores desde 40 metros, remates con las dos piernas al mismo tiempo y números que impresionan . Por lo pronto, un tipo de 36 años y 10 meses que sigue metiendo de a tres goles por partido no es fácil de clasificar... Así, no hay récord que aguante. Ni propio ni de extraños...
Lo cierto es que, de a ratos, el Titán deja de parecer extraterrestre. Como en este día de la primavera en el que se presenta a la hora señalada para hablar con Clarín de goles, récords y otras yerbas. Viene sin prisa. Saluda sin histerias. Ve los cartelitos con los números y posa: 297 goles en su carrera, 227 goles en Boca (locales e internacionales), 218 goles en el fútbol argentino (Estudiantes y Boca). Sabe que, con los tres que le hizo a Colón el domingo, lleva 5 en este torneo y es uno de los goleadores del Apertura junto a David Ramírez, de Godoy Cruz. Y conoce que, con 9 más, lo alcanzará a José Sanfilippo en la 5ª ubicación entre los artilleros históricos de Argentina.
Se esperaba que aportaras tu cuota de gol, lo que no estaba en los planes de muchos era que continuaras haciendo de a tres.
Del gol no te olvidás, más allá de que los hagas o no los hagas... Con el Coco (Basile) estuve como 7 u 8 partidos sin convertir y ahí es cuando algunos entran en la duda: ¿estará para seguir, no estará...? Pero el gol siempre está adentro de uno: a veces sale, a veces no... Pero nunca dejo de pensarlo: por dentro, sé que en algún momento llegará, que en algún momento volverá. Cuando no hago goles, tengo fe en que lo revierto pronto. Obvio que es más fácil que el gol aparezca cuando el equipo funciona y juega bien, que no era el caso de Boca hasta estos últimos partidos...
Y cuando pasa lo del domingo: tres goles, un penal arriba del travesaño... ¿Te sorprendés a vos mismo? Y, sí, a veces me sorprendo de mí mismo. Hacer tres goles otra vez y con 36 años tiene mucho valor para mí pero también para el equipo. Y ojo que, si hubiese estado más fino, podría haber hecho cinco: erré el penal y, a la siguiente que tuve, la tiré afuera...
Se hace un silencio en una de las oficinas de Casa Amarilla donde se graba la nota y el goleador inoxidable se queda pensando en eso, en el penal que tiró por arriba de Marcos Díaz y en la jugada siguiente, que definió afuera. Y repite: “Sí, ¡hubiese podido hacer cinco...!” Y sonríe, como dándole crédito a que a veces da la impresión de no ser humano...
Quedaste 6º en la tabla histórica local y tenés más o menos a tiro a José Sanfilippo: 218 contra 227... Nueve goles más no es algo imposible.
No, no es imposible, aunque no me propongo nada. Nunca imaginé que alcanzaría a Pinino Mas o al Beto Infante, y sin embargo, se fue dando. Estar 6º entre los goleadores del fútbol argentino era impensado para mí: ni lo imaginaba ni me lo proponía. Ahora tampoco: si se da, se da... No vivo pensando en eso. Mi prioridad de acá a que me retire a mitad del año que viene es el campeonato. Dejo de lado mis goles con tal de salir campeón de nuevo. Y si es posible ahora, mejor: así podemos jugar otra Libertadores... Y te digo más: me gustaría salir campeón con el Bichi como técnico...
¿Conocés al Nene Sanfilippo? No personalmente. Sé quien es y sé lo que hizo, pero no tuve la oportunidad de hablar con él.
A veces te elogia, a veces saca chapa argumentando que goleadores eran los de antes...
Cada cual defiende lo que logró en su historia y me parece bien. Yo disfruto haciendo goles y quiero seguir haciéndolos.
Palermo superó en la tabla a Varallo, Cherro, Bernabé Ferreyra, Bianchi, Oscar Mas e Infante. Va por Sanfilippo (227 goles en San Lorenzo, Boca y Banfield) y Manuel Pelegrina (231 en Estudiantes y Huracán). Más arriba, (¿inalcanzables?) están Masantonio (256) y Erico y Labruna (293). ¿Qué les diría Palermo si pudiese hablar con estas glorias del fútbol argentino? “Nada en especial: les diría simplemente que es un orgullo para mí estar con ellos en la historia del fútbol argentino.
Son todos muy grossos : Carlos fue el técnico que me hizo crecer, Varallo se murió el otro día a los 100 años y fui a su entierro, Pinino fue muy importante en la historia de River... Que yo esté ahí codeándome con ellos es muy gratificante para mí.
Perseguidor de récords: BUSCADO Perseguidor de récords: BUSCADO Reviewed by Martín Palermo elporquedemilocura on 00:07 Rating: 5

No hay comentarios.

Dejar un comentario a esta entrada