Un partido que quedó marcado

Si de Gimnasia hablamos, nos tenemos que referir al gran goleador. Por el Clausura 2007, el Xeneize se impuso claramente en casa con cuatro goles de Palermo, que siempre está cuando se trata del rival de La Plata.



El 18 de marzo, Boca recibía a Gimnasia en casa, con la obligación de sumar de a tres. Miguel Russo era el técnico de un equipo que todavía no sabía que iba a vivir una jornada histórica. La formación fue con: Mauricio Caranta; Clemente Rodríguez, Jonathan Maidana, Daniel Díaz, Claudio Morel Rodríguez; Pablo Ledesma, Ever Banega, Neri Cardozo; Juan Román Riquelme; Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo. Orteman, Dátolo y Mondaini ingresaron en el complemento.



Cardozo puso el primero al minuto de juego. A los 6, a los 9 y a los 14 apareció el “Titán”, que lo tiene alquilado al elenco de la ciudad de las diagonales. Este es un récord para Boca, que nunca había convertido tanta cantidad de tantos en esos minutos. Ya en el segundo tiempo, descontó Leguizamón y quedó tiempo para que Palermo ponga el cuarto de su cuenta personal y el quinto de Boca para el definitivo 5 a 1. Esta fue la primera vez que el “loco” anotó 4 tantos en un encuentro. El próximo lunes se puede dar otro hecho relevante en la vida del 9. Le queda uno para llegar a los 300 en su carrera profesional.



Así espera el Mundo Boca el partido que cierra el Apertura 2010. La cita es a las 19:10 hs. en un día atípico que no tiene demasiados antecedentes.
Reviewed by Martín Palermo elporquedemilocura on 16:20 Rating: 5

No hay comentarios.

Dejar un comentario a esta entrada