Palermo: "Disfruto de mi retiro"

Martín Palermo dijo desde Punta del Este, donde está de vacaciones, que disfruta de su retiro, también de como ve el fútbol argentino en una nota con Diario El País, de Uruguay.


Martín Palermo en Punta del Este, mirando a Del Potro

El loco se mostró por Punta del Este sin reparos. Fue a ver a Juan Martín del Potro jugar al tenis, se puso "los cortos" en el partido de las Estrellas a beneficio de una fundación para niños (donde compartió equipo con Venancio Ramos, Obdulio Trasante y el "manteca" Sergio Martínez, entre otros) y salió a comer por las noches en La Barra.
Cada lugar donde estuvo, fuera VIP o no, resultaba inevitable que se repitiera siempre la misma escena. Un enjambre de personas, entre niños, jóvenes y adultos, lo rodeaba casi de inmediato para conseguir una foto, un autógrafo o, por lo menos, un simple apretón de manos suyo.
-¿Suele veranear en Punta del Este?
-De vez en cuando. No siempre. Me gusta mucho acá. Estamos tranquilos.
-¿A pesar de los pedidos de fotos y el revuelo que genera en la gente?
-Sí. Eso me pasa en todos lados. Es común adonde vaya.
-Hace apenas 7 meses dejó el fútbol. ¿Disfruta del retiro?
-Sí, la verdad que sí. A esta altura trato de disfrutar cada cosa que hago afuera de una cancha, sabiendo y siendo consciente que ya estoy lejos de todo eso… y sin vuelta. No fue algo abrupto igual. Me tomé un tiempo largo para ir preparándolo. Es la única manera de poder hacerlo bien y tranquilo. Lleva su tiempo. Es una decisión difícil. Pero en definitiva uno sabe y se va dando cuenta cuándo tiene que tomar una decisión como la que yo tomé.
-¿Qué es lo que más extraña?
-Creo que ha pasado un tiempo suficiente como para darme cuenta de las cosas y afrontarlo. Queda la nostalgia de entrar a una cancha y recordar cosas que se te vienen a la cabeza, cada vez que estás cerca de un estadio o mirando un partido. Pero la llevo bien.
-¿Qué momento de su despedida en La Bombonera fue el más fuerte?
-Fah… fue increíble todo. Lo que fue la salida del hotel, el recorrido del micro hasta la cancha, sabiendo que era esa la última vez. La gente llorando. Fue muy fuerte… todo fue muy fuerte. Lo del arco fue una cosa increíble. Ese arco tiene mucha historia para mí. Que me lo hayan regalado fue una sorpresa enorme. Siento que me quedé con una historia muy grande del club, como es el arco de Boca. Habrán pasado millones de goles por ahí y yo tuve la suerte de llevármelo. Me emocioné mucho. Ese fue un momento inolvidable.
-¿Cuántos goles hizo en ese arco que le regalaron?
-(Se ríe) Pah, tengo como 60 y pico en ese arco.
-¿Y dónde lo puso?
-Lo tengo en La Plata. Estoy por abrir un complejo, con canchas de fútbol y tenis, y va a estar exhibido. No se va a usar como arco para cancha, eh! Es para que esté expuesto y la gente lo pueda disfrutar conmigo.
-Es el máximo goleador de Boca y se aburrió de hacer goles. ¿Cuál fue el gol de su vida?
-¡Qué pregunta! ¿Hay que elegir uno solo? Me quedo con el del mundial de Sudáfrica (debutó en un Mundial, ingresó en el minuto 80 contra Grecia y marcó faltando un minuto, el 2 a 0). Fue el gol más importante de mi carrera… por lo que significaba, por el momento en que se dio, por mi edad. Creo que fue el momento más especial.
-¿Y la decepción más grande como futbolista?
-No, el fútbol no me dio decepciones. Excepto las lesiones, algunas más duras que otras. Pero no tengo que reprocharle nada al fútbol.
-¿Le sorprende algo de lo que está logrando el fútbol uruguayo hoy?
-No, la verdad que no. No sorprende por la calidad de jugadores que hay, por el plantel. Por algo es que llegó a hacer lo que hizo en el Mundial y en la Copa América. Uruguay tiene equipo.
-¿Qué le falta a la selección argentina para lograr lo que todos los argentinos quieren, que es conseguir una copa?
-Es fácil. Conformar un equipo. Individualidades hay de sobra. Es cuestión de conformar un equipo, una estructura sólida, y creo que eso es lo que se está tratando de conseguir.
-¿Habrá escuchado la frase que repiten los argentinos sobre Lionel Messi: rinde en su club, pero en la selección no hace lo que tiene que hacer.
-Bueno, pero él en el Barcelona juega en un equipo, y acá en Argentina todavía no juega en un equipo. Es lo que se está tratando de encontrar. Un equipo. Lionel (Messi) es hoy el mejor jugador del mundo. No tengo dudas de eso.
-¿Qué proyectos tiene ahora?
-Veremos lo que se da.
-¿Tiene ganas de dirigir?
-Sí, estoy con ganas de poder dirigir. Si surge algo interesante lo analizaré como para empezar. Tengo ganas.
-En el Mundial 2014, ¿sería lindo una final Brasil y Uruguay, como para rememorar el mundial del 50`?
-¿Cómo? ¿Y Argentina? No seas malo. Dejala para nosotros.

Un partido de estrellas sin goles para el loco

Martín Palermo partido de las estrellas, Uruguay
El jueves 5 de enero, por la noche, Martín Palermo se dio el gusto de volver a una cancha de fútbol. Esta vez fue por una obra benéfica, en el Campus Municipal de Maldonado, junto a otras grandes figuras del fútbol uruguayo también retiradas de la actividad profesional. El "loco" entró desde el arranque y salió a los pocos minutos del segundo tiempo, sin convertir. En el vestuario ya estaba el veterano brasileño Jair Goncalves, exfutbolista de Peñarol (campeón del mundo con el aurinegro en 1982) quien, desconociendo la situación de Palermo, le preguntó dónde estaba jugando. "Me retiré, no juego más", le dijo Palermo, con una sonrisa. Jair se sorprendió y retrucó: "¿Cómo que usted no juega más? ¡Está loco! Con el físico que tiene, yo si fuera usted seguiría haciendo dinero por algún lado", afirmó el brasileño, que enseguida le preguntó qué edad tenía. "Tengo 38 ya, y las rodillas gastadas", contestó Martín, a las risas. A pesar de sus "rodillas gastadas", Palermo aclaró a El País que todavía despunta el vicio con amigos. "Necesito jugar para divertirme. Lo hago con amigos, compañeros del colegio, cada tanto".
Palermo: "Disfruto de mi retiro" Palermo: "Disfruto de mi retiro" Reviewed by Martín Palermo elporquedemilocura on 11:12 Rating: 5

No hay comentarios.

Dejar un comentario a esta entrada