Martín Palermo a fondo con LNR

Martín habló con LNR (LaNación) y habla de la decisión de ser técnico, del sueño de dirigir a la selección, de su pasión por el automovilismo y de su vocación solidaria; después del retiro, Martín Palermo sigue en carrera y cuenta cuáles son sus nuevos desafíos. 


De chico fue monaguillo, recuerda, y su primer ídolo no fue Maradona sino su tío Bepy que corría en Fiat 600 allá por los años 80. "Lindos tiempos aquellos -asegura-. Muchas veces me llevaron al autódromo; yo tendría 6 o 7 años. Pero después, no sé bien por qué, me volqué claramente para el lado del fútbol. Creo que todo lo marca el de arriba. Es la famosa varita".

Retirado del fútbol en junio último después de 19 años de una trayectoria espectacular, con el honor de ser el máximo goleador en la historia de Boca Juniors, hoy mira hacia el futuro con un puñado de opciones para continuar su vida sin volver a calzarse los botines. Por ejemplo, su nuevo berretín, las carreras en Top Race: "La verdad es que me entrené mucho. Corrí una vez y quizá lo haga en otra oportunidad. Pero ya está. Me saqué el gusto. Lo que viene es el fútbol, pero del otro lado".

Director técnico, eso le gustaría ser. "Voy a trabajar con el Pato Abbondanzieri que es como un hermano. Nos hicimos tan amigos por los años compartidos en Boca y bueno, tenemos los mismos códigos, una confianza mutua inquebrantable. Lo mismo ocurre con el Flaco Schiavi y el preparador físico Gastón Mendoza. Lo que hagamos, lo haremos juntos".

Mientras habla acaricia su cruz. Es de oro, tiene grabado el nombre de su bebe fallecido. Junto a ella, dos medallas con la imagen de sus otros dos hijos, Ryduan y Aline, fruto de su primer matrimonio. ¿Acaso este hombre agradecido, creyente y cuidadoso con sus afectos se imagina como técnico de la selección? "Ese sería el gran sueño cumplido, el broche de oro. Pero vamos paso a paso."


Lea la nota completa este domingo en LNR




Martín Palermo a fondo con LNR


Martín Palermo a fondo con LNR Martín Palermo a fondo con LNR Reviewed by Martín Palermo elporquedemilocura on 13:42 Rating: 5

No hay comentarios.

Dejar un comentario a esta entrada